lunes, 18 de febrero de 2013

El banco malo paga mas por la vivienda terminada de lo previsto

   

       Aunque El confidencial asegura en una noticia publicada hoy , en Febrero de 2013, que el Sareb o banco malo paga menos por los activos toxicos de la banca, esto solo es una verdad a medias, ya que si bien es cierto que paga menos por unos activos, en el caso de las viviendas terminadas , lo que a nuestro entender es lo que deberia destacar de la noticia.

 Juzguen ustedes mismos leyendo el articulo de El Confidencial titulado EL BANCO MALO PAGA MENOS POR LOS ACTIVOS TOXICOS DE LAS ENTIDADES RESCATADAS

  El banco malo (Sareb) ha publicado hoy los descuentos a los que se han traspasado definitivamente los activos de la banca rescatada, y éstos son superiores a los anunciados en octubre por el FROB, salvo en lo que se refiere a vivienda terminada. Así, el descuento medio para los préstamos al sector promotor ha sido finalmente del 49% frente al 45,6% anunciado incialmente, y el de los activos adjudicados, del 66% frente al 63,1% previsto. Este aumento de los descuentos pretende incrementar la rentabilidad del banco malo, y ha sido objeto de una dura discusión con el fondo de rescate, según fuentes conocedoras de la situación.

Curiosamente, pese a que el descuento medio de los activos adjudicados es mayor que el anunciado por Fernando Restoy (sobgobernador del Banco de España) yAntonio Carrascosa (director general del FROB), sólo hay una categoría de activos donde la rebaja se ha incrementado: las promociones en curso, donde pasa del 63,1% al 66%. Mientras tanto, el suelo se mantiene prácticamente igual -79% frente al 79,5% anunciado- y la vivienda terminada se ha traspasado finalmente a un precio superior al que se dijo entonces: el descuento se ha reducido el 54,2% al 49%, según la web de Sareb.

Estas mayores rebajas tienen varias consecuencias. La primera es que la Sareb, presidida por Belén Romana, tendrá más margen de maniobra para lograr la rentabilidad prometida a los inversores del 15% anual; lógicamente, si el precio de compra es más bajo, es más fácil maximizar el beneficio con su venta, que es el objetivo declarado por Sareb. En ese sentido, ha impuesto a las entidades que han cedido sus activos un precio mínimo de venta un 25% superior al de traspaso, como adelantó El Confidencial, y las incentiva a venderlos cuanto más caros, mejor.

Sin embargo, esto es contraproducente en el caso de la vivienda terminada. Si su descuento es inferior al anunciado -eso es, se traspasa más cara- y hay que añadirle el sobreprecio del 25%, el resultado es que el precio de venta se incrementa notablemente, en muchos casos por encima del que tenían los mismos pisos cuando eran todavía propiedad de las entidades que los han traspasado al banco malo: Bankia, CatalunyaCaixa, NovaGalicia y Banco de Valencia. Lo cual dificulta enormemente su venta en un momento en que la demanda en el mercado inmobiliario sigue exigiendo unos precios muy inferiores a los de oferta.

Menos necesidades de capital

La segunda consecuencia es que Sareb necesitará menos capital y deuda para financiar su activo, ya que éste tendrá un menor tamaño por los descuentos aplicados. Así, el volumen de activos traspasados desde estas cuatro entidades ha sido de 36.700 millones frente a los 45.000 previstos anteriormente. El 28 de febrero se traspasarán los del llamado Grupo 2 (entidades con ayudas públicas pero no nacionalizadas), BMN, Ceiss, Liberbank y Caja3, por un importe estimado en 15.000 millones. 

De esta forma, es menos grave la ausencia de inversores extranjeros -salvo la participación simbólica de Deutsche y Barclays- puesto que los bancos españoles tienen que hacer un menor esfuerzo para cubrir el capital y la deuda subordinada emitida por Sareb. Como también adelantó este diario, Romana rechazó hace dos semanas la entrada de tres fondos de inversión con 150 millones por las condiciones que pedían para ello. La semana pasada los accionistas ya presentes, más Iberdrola y Banco Caminos, aportaron otros 136 millones en capital y otros 737 millones en subordinada. Con ello, los fondos propios de Sareb ascienden a 4.800 millones, de los que 1.200 son capital, aportados en un 55% por los accionistas privados y en un 45% por el FROB.

Romana ha encargado a KPMG una revisión del plan de negocio provisional presentado a los inversores por el FROB. Aunque aún se desconocen los detalles, fuentes cercanas a la sociedad aseguran que se revisarán los plazos de entrada en rentabilidad -y de reparto de dividendos, previsto a partir de cinco años- para adecuarlos a la realidad del mercado. No obstante, otras fuentes aseguran que se mantendrá el citado objetivo del 15% anual de media en los 15 años de existencia de la sociedad.