jueves, 8 de mayo de 2014

Corrupcion urbanistica en el Psoe de Marcelino Iglesias y Zapatero


   La corrupcion urbanistica en la politica española esta tan integrada que en la epoca del boom era vox populi que en cualquierav de los ayuntamientos de España untar al concejal de turno, normalmente al concejal de urbanismo del municipio, era casi obligado pàra que una empresa promotora pudiera construir y obtener las licencias oportunas.

  Asi deberia pasar por caja de los politicos corruptos de cualquier partido politico , algo tan asumido por las empresas de la construccion como instaurado como costumbre por parte de los politicos.

  La corrupcion no afecta solo a las empresas promotoras o constructoras sino que al final acaba repercutiendo en el comprador final de vivienda en España debido a que las comisiones ilegales de las empresas inmobiliarias recibidas por los politicos acaban siendo pagadas por el comprador bien por subir el precio de los pisos en venta o bien bajando las calidades de la edificacion para que salgan los numeros al promotor teniendo en cuenta los gastos derivados de la corrupcion urbanistica.

Noticias corrupcion urbanistica en inmobiliariabarreras.net


   Pero la noticia de ultima hora de hoy de el diario digital el confidencial apunta a una trama urbanistica a un nivel politico mucho mas alto, implicando a Marcelino Iglesias Ex presidente de Aragon y portavoz socialista en el senado en un oscuro caso de corrupcion urbanistica en el municipio de La Muela en un articulo titulado La empresa acusada de pagar a Marcelino Iglesias se embolso 35 millones de euros en un año :

    Construcciones Sagain , la empresa gestionada por Ignacio Unsain yFrancisco Aramburu que presuntamente pagó comisiones a Marcelino Iglesias, portavoz del PSOE en el Senado y expresidente de Aragón, se embolsó 35 millones de euros en poco más de un año mediante seis pelotazos en el municipio de La Muela (Zaragoza) . El juez que investiga esa supuesta trama de corrupción urbanística ha imputado ya a 45 cargos públicos y empresarios, entre ellos Unsain y Aramburu , que tienen otras causas pendientes con la justicia.

       Iglesias, que fue presidente de Aragón y más tarde número tres del PSOE conJosé Luis Rodríguez Zapatero, cobró presuntamente un millón de euros de Construcciones Sagain a cambio de su intermediación para desbloquear una operación urbanística en La Muela, como reveló ayer El Confidencial. Un empresario vasco, antiguo cliente de Unsain y Aramburu, asegura que la entrega del dinero se hizo en diciembre de 2008 a través de Agapito Iglesias, presidente del Real Zaragoza C.F. y empresario muy cercano al expresidente aragonés.
Unsain y Aramburu obtuvieron en un periodo de tan sólo 16 meses unas plusvalías de 35 millones de euros mediante seis operaciones urbanísticas en La Muela. Según un informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, incorporado al sumario del caso La Muela que instruye el juez Alfredo Lajusticia, ambos constructores hicieron uso de información privilegiada para embolsarse esa abultada cifra en tan corto periodo de tiempo. Y recurrieron a tres estratagemas para lograr su objetivo.
Por un lado, Construcciones Sagain adquiría terrenos rústicos inmediatamente antes de su recalificación como suelo urbano; o bien lo hacía nada más producirse el cambio de calificación urbanística, "existiendo en estos casos, probablemente, contratos previos de opciones de compra suscritos entre los propietarios de los terrenos y Construcciones Sagain, que de esta forma se aseguraba la compra del terreno ya recalificado", según el informe policial. Por último, la constructora se hacía con suelo urbano de propiedad municipal "a unos precios claramente inferiores a los de mercado".
Noticias inmobiliarias de España en inmobiliariabarreras.net

El primer pelotazo se remonta a septiembre de 2004, cuando Unsain y Aramburu desembolsaron casi 11 millones de euros por varias parcelas de suelo rústico en el paraje conocido como El Morrón. Seis meses más tarde, una vez que el Ayuntamiento de La Muela, gobernado entonces por el Partido Aragonés (PAR), hubo cambiado la calificación de las parcelas a suelo urbano, los dos constructores imputados revendieron el suelo por 22 millones de euros, obteniendo en tiempo récord una plusvalía de 11 millones.
Doce millones en siete meses
La operación más rentable se realizó en mayo de 2005. En este caso, Construcciones Sagain no adquirió los terrenos a particulares, como ocurrió en El Morrón, sino a la Sociedad Urbanística de La Muela, participada al 100% por el Ayuntamiento. Unsain y Aramburu compraron 200.000 metros cuadrados en el polígono industrial de Centrovía, muy cerca de la autovía Madrid-Barcelona y la Plataforma Logística de Zaragoza, por 14,5 millones de euros. Siete meses después, la constructora revendió la parcela por 26,5 millones, logrando un beneficio de 12 millones de euros.
El último pelotazo, en diciembre de 2005, fue la adquisición de una dehesa de 239 hectáreas de suelo rústico, a tres euros el metro cuadrado, en el paraje denominado Barranco del Puerco. El plan de Unsain y Aramburu pasaba por forzar la recalificación de esos terrenos como suelo urbanizable de uso industrial para levantar en ellos la 6ª fase del polígono Centrovía. Y aunque la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio de Zaragoza (CPOT) tumbó inicialmente el proyecto, cuatro meses más tarde, de forma sorprendente, cambió radicalmente de criterio y aprobó la recalificación.
Según el mencionado informe policial, la inesperada aprobación de la 6ª fase de Centrovía "se produjo a pesar de que unos meses antes este mismo órgano [la CPOT] había rechazado ese mismo proyecto y que no habían cambiado las circunstancias que motivaron su denegación, es decir, continúa el excedente de suelo industrial en este municipio, puesto que la 5ª fase seguía sin arrancar". Por su presunta intervención para desbloquear ese proyecto, el expresidente aragonés cobró supuestamente una comisión de un millón de euros.
 MARCELINO IGLESIAS SE DEFIENDE EN UN ESCRITO A EL CONFIDENCIAL
(*) Nota de la Redacción. El portavoz socialista en el Senado, Marcelino Iglesias, ha remitido un escrito a El Confidencial en el que hace las siguientes puntualizaciones:
"Que es rotundamente falso que con relación a este asunto ni con ninguno otro, yo haya recibido jamás cantidad de dinero alguna. Ni directamente, ni por persona interpuesta. Que no conozco, ni directa ni indirectamente, a los empresarios que en la información se citan. Que sí que conozco, puesto que se trata de actuaciones que han salido a la luz pública, el procedimiento que se sigue desde hace seis años contra diversas personas de lo que se denominó el caso del Ayuntamiento de la Muela. Que en ese procedimiento, y durante estos seis años, jamás se ha establecido ningún tipo de relación con mi persona o con respecto a mis responsabilidades como presidente, que fui, de Aragón.      Por tanto, nunca desde el juzgado en el que se instruye el caso se han puesto en contacto conmigo en relación con la causa, ni me consta que nadie me haya relacionado con los hechos investigados. 
       Que lo que procede en derecho, cuando alguien cree disponer de información para la causa abierta, no es formular ningún tipo de declaración jurada, de la que su medio de comunicación dice disponer, sino dirigirse al juez instructor para poner en su conocimiento cuanta información considere relevante para la causa que éste instruye. Que la información por ustedes publicada no utiliza otras fórmulas que las indirectas, en las que se relacionarían presuntamente los hechos investigados con mi persona. Lo que, entenderán ustedes, me sitúa en una gran indefensión, más grave si cabe por mis responsabilidades políticas pasadas y presentes. Que dado que para mí todo este asunto era ajeno hasta hoy, realizaré las actuaciones legales oportunas dirigidas a la defensa de mi buen nombre y honestidad, que es la que siempre ha dirigido mi actuación en la esfera pública y privada, y es mi mayor patrimonio".